REHABILITACIÓN EFICIENTE PARA VIVIENDAS, LOCALES, PEQUEÑA INDUSTRIA Y DISEÑO DE INTERIORES.

Proyecto de Actividad

¿Obligatoriedad del Proyecto de Apertura o Actividad?

  La obligatoriedad del Proyecto de Apertura o Actividad viene determinada por varios preceptos legales, que tratan de garantizar que cualquier actividad que se implante dentro de un municipio, no resulte perjudicial o molesta para el vecindario ni para su entorno.

En principio cualquier actividad que vaya a implantarse necesitará un Proyecto de Actividad, dependiendo del tipo de negocio que se instale ese proyecto puede tener importantes diferencias en su contenido.

No será lo mismo realizar un Proyecto de Actividad para una tienda de venta menor de ropa, que precisa pocos estudios, que para una industria.    

 

¿Qué es un proyecto de actividad?

  Es el documento en el que se describen para un local o establecimiento en el que se va a implantar una actividad, las características de diseño, las instalaciones y las condiciones en que se va a desarrollar la misma, y el modo en el que todos estos parámetros se ajustan a la normativa correspondiente vigente. El proyecto por lo tanto recoge toda la normativa que le es de aplicación, y define las medidas correctoras a implantar en el establecimiento para el cumplimiento de la misma.

Se trata por tanto de un estudio del impacto medioambiental que cada actividad puede causar en su entorno, diferenciándose respecto a un proyecto arquitectónico en que carece de cálculos estructurales, Mediciones, Pliego de Condiciones, etc., centrándose fundamentalmente en una Memoria en la que se documentan las instalaciones a implantar.

 

Proyecto de Actividad y Proyecto de Obra

  Cuando para la implantación de la actividad sea necesario realizar obras de adecuación o habilitación en el establecimiento, se precisará además, en función de la entidad de las obras y de los requerimientos de cada Ayuntamiento, un Proyecto de Obra, que podrá según los casos unificarse en un único documento con el Proyecto de Actividad. El contenido de este Proyecto puede variar en función de cada administración local.

Por lo tanto la inexigibilidad de licencia no regirá respecto de las obras que fuesen precisas conforme al ordenamiento vigente, las cuales se seguirán regulando, en cuanto a la exigencia de licencia previa, requisitos generales y competencia para su otorgamiento, por su normativa correspondiente.

 

Tramitación del Proyecto de Actividad y Proyecto de Obra

  Será preciso considerar que siempre se tramitará simultáneamente el proyecto de Acondicionamiento con el de Actividad. Si bien pueden ser documentos distintos, pero está claro que no se puede tramitar un expediente de Actividad sin saber si la obra va a cumplir la normativa urbanística, ni se puede conceder una licencia de obra a una actividad que no se pueda implantar por cualquier motivo legal.

Siempre resulta conveniente realizar una consulta previa en el ayuntamiento correspondiente y, mejor todavía, solicitar que se nos expida un certificado urbanístico en el que se indique que esa actividad se puede implantar en la zona deseada.

 

Cambios de titularidad

El cambio de titularidad, motivado por causas tan diversas como el cese de actividad de un promotor, traspasos, etc., tiene efecto automático siempre que se produzca conforme a la normativa vigente.   El cambio de titularidad implica exclusivamente lo que su propio nombre indica, no pudiendo ampararse bajo este trámite ningún tipo de renovación o ampliación de la actividad.

En los casos en los que la licencia se obtuvo antes de la entrada en vigor del Decreto 171/1985, el nuevo titular de la licencia deberá presentar, para regularizar la actividad, un proyecto redactado por personal técnico competente en el que acredite la adecuación de la actividad a las normas técnicas que dispone el decreto arriba citado. El plazo de presentación del proyecto es de seis meses a contar desde la fecha de transmisión.